fbpx
Actualidad

Conoce el estilo nórdico. Claves para conseguirlo en casa.

Conoce  el estilo nórdico. Claves para conseguirlo en casa.

Hay estilos de decoración que parecen no tener fecha de caducidad. El nórdico o escandinavo es uno de ellos. Surgió en la década de 1950 en Noruega, Suecia y Dinamarca, pero su  estética sencilla, funcional y cómoda se ha popularizado en todo el mundo.  

Es un estilo influenciado por el  frío clima de esta región, por lo que busca crear espacios cálidos, iluminados y muy confortables. El color blanco, los materiales naturales como la madera y los textiles son las claves para conseguir este look en tu hogar. 

Colores neutros

El uso del blanco es  una de las principales características de la decoración nórdica. Se utiliza en  paredes, suelo y techos para aportar luminosidad a la estancia. Para combinar quedan perfectos los  tonos beige, grises y negros. Si deseas un toque de color el marrón es la opción ideal. Este tono se emplea mucho en comedores de madera con sillas blancas.

El blanco es un color protagonista en el estilo nórdico.

Espacios luminosos

Uno de los pilares del estilo nórdico es aprovechar la luz natural y conseguir habitaciones iluminadas. Por esta razón las ventanas suelen ir al descubierto, sin revestimientos. En caso de necesitar cortinas éstas son de telas ligeras, como el lino. 

También es necesario contar con una buena iluminación artificial para la noche. Las lámparas de cobre y latón, al estilo industrial, se han vuelto imprescindibles, al igual que los flexos. 

Una buena iluminación es importante para el estilo escandinavo.

Madera, el material estrella

La madera tiende a ser de colores claros y  los tipos más usados son el pino, el roble y  el arce. Este material aporta calidez y genera espacios más acogedores. Si se coloca en paredes se recomienda que sea de tonos claros. Otra sugerencia es  usarla en suelos, paredes y techo y pintarla de blanco para dar la sensación de mayor luz.  

El ratán  y el mimbre son otros materiales naturales consentidos del estilo nórdico. Se llevan en lámparas colgantes, cestos, canastos o sillas colgantes. En este punto el estilo bohemio  se da a mano con el nórdico. 

La madera es un material que aporta calidez.

Textiles cálidos

Es un must de la  estética escandinava. Pieles de oveja, lana, lino y algodón sirven para aportar  calidez y una atmósfera acogedora. A través de cojines, alfombras, mantas y manteles se añade textura a los espacios.  Un tip: mezcla diferentes patrones y tejidos. 

Un tip: mezcla diferentes patrones de tejidos y textiles para crear un estilo  nórdico.

Muebles sencillos y funcionales

La sencillez y la funcionalidad son distintivas de  los muebles nórdicos. Sus líneas son suaves y minimalistas.  En el estilo escandinavo el orden es muy importante, por lo que se busca aprovechar de la mejor manera los espacios con los muebles indispensables para  no sobrecargar la habitación y ofrecer un look relajante a la vista.  

El confort y la comodidad  son otros de los pilares. Las sillas Egg son un básico, al cuidar la ergonomía del cuerpo. Las estanterías  ayudan a mantener todo en su lugar, por lo que son muy usadas, ya que los nórdicos se preocupan por crear muebles con gran capacidad de almacenamiento para optimizar el espacio.  

Los muebles de madera presentan acabados naturales o lavados, pero nunca desgastados. 

Las sillas Egg  son tendencia en la decoración nórdica.
Los muebles de madera presentan acabados naturales.

Cuadros y detalles étnicos para decorar

Los cuadros y fotografías enmarcadas  se utilizan para vestir las paredes de las  casas escandinavas, así como las plantas y arreglos florales. Los detalles  étnicos en alfombras y cojines son indispensables.

Los detalles étnicos en cojines y cuadros son clave en la decoración de estilo nórdico.

Déjate conquistar por la calidez de la madera, las texturas de los textiles y materiales naturales, la luminosidad del blanco y los muebles funcionales que caracterizan al estilo nórdico. ¡Estamos seguros de que te encantará!