Espacios

Temperatura ideal en tu recámara para un buen descanso

Temperatura ideal en tu recámara para un buen descanso

Dormir bien es la puerta a una vida saludable y para lograr un buen descanso la temperatura de tu  recámara juega un papel muy importante. Una habitación muy fría o demasiado calurosa hará que te despiertes varias veces por las noches e interrumpas tu sueño, lo cual afectará  tu desempeño durante el día.

La explicación científica señala que cuando tu cuerpo percibe una variación térmica extrema  disminuye la producción de melatonina, que es la hormona encargada de tener un sueño de calidad.

Los expertos recomiendan entre 18 y 22 grados centígrados en un dormitorio para reposar de manera correcta.  Un clima caluroso obligará a nuestro cuerpo a sobreesforzarse para regular su temperatura y uno frío hará que el cuerpo aumente la actividad para entrar en calor, lo que causará alteraciones del sueño.

Hay que tomar en cuenta que no existe  una temperatura ideal, pues ésta varía de una persona a otra. Las mujeres, por ejemplo, suelen tener una sensación térmica diferente a la de los hombres. Sin embargo, hay algunos consejos que te permitirán tener un microclima en tu recámara que favorezca un sueño reparador.

Ventila tu cuarto

Deja circular el aire por las mañanas  durante unos 10 minutos para evitar la humedad y el surgimiento de    hongos y bacterias.

Regula tu temperatura corporal

En tiempos de calor puedes tomar un baño antes de ir a dormir  y usar sábanas de lino o algodón, que son más frescas y confortables. En invierno utiliza ropa de cama más gruesa o usa calcetines si eres una persona friolenta.

Elige bien tu colchón

La  firmeza de tu colchón es clave para que tener  un descanso reparador. Si es demasiado blando te hundirás en él,  la cantidad de aire que correrá  alrededor será menor y aumentará la sensación de  calor.