Tips

Diferencias entre edredón y duvet

Diferencias entre edredón y duvet

Calidez, confort y suavidad. Esas son las cualidades más deseadas en una cama, sobre todo en la época invernal. Dos elementos  clave para aportar el calor tan buscado en los días fríos son el duvet y el edredón, pero ¿cuál de ellos es mejor para recibir un delicioso cobijo?

Si estás en ese proceso de selección, te compartimos las características, diferencias, ventajas y desventajas de cada uno para que  tomes la decisión adecuada. 

Qué es un edredón

Los edredones se componen de una sola pieza. Son un tipo de colcha,  normalmente gruesos y rellenos de plumas, lana, fibra u otros materiales sintéticos. Su principal objetivo es dar calidez por las noches, así  como decorar la habitación a través de sus diseños variados que puedes encontrar en todas las tiendas.

Qué es un duvet

El duvet por su lado se divide en dos partes: el relleno o interior y la funda que lo cubre. El interior de duvet es blanco,  ya que la intención es que no se vea y que sea la funda la que ocupe la función decorativa.

¿Qué ventajas tiene  lo anterior? Que puedes cambiar totalmente de estilo  simplemente reemplazando la funda de duvet.

Se pueden encontrar duvets ligeros o completos. Ambos están  rellenos de fibra sintética y ofrecen una sensación térmica ideal para cada temporada del año. 

¿Cuál debe ser tu  elección? ¿Duvet o edredón?

Los duvets sin duda presentan diversas ventajas. Primero,  se pueden obtener estilos distintos con sólo cambiar la funda, además de que presentan un diseño más simple, limpio y ligero.  Su mantenimiento es mucho más sencillo, ya que sólo se requiere lavar la funda. Además, se encuentran en tendencia en cuanto a decoración.

Si bien los edredones siguen siendo una buena opción, hay que recordar que suelen ser pesados y voluminosos, por lo que su almacenaje requiere de espacio en tu hogar. Para su limpieza normalmente se requiere  enviar a la tintorería, lo que eleva sus costos.