fbpx
Tips

Mantén en buen estado tus toallas y batas

Mantén en  buen estado tus toallas y batas

Conservar tus toallas y batas de baño como nuevas es una tarea sencilla. Con unos simples pasos lograrás mantener su suavidad, absorción y el tacto terso y cálido que te brindan después de una ducha.

Como regla general, se recomienda lavar tus prendas antes de usarlas. Lo anterior te ayudará a reducir las pelusas y a retirar los suavizantes que algunos fabricantes aplican para que se sientan más suaves. Estos suavizantes hacen que las toallas reduzcan su capacidad de absorción, por lo que es fundamental darles un primer lavado.

Sigue estos consejos para el uso diario de tus toallas y batas de baño, así como los tips de lavado para alargar su tiempo de vida.  

Cuidado diario para tus toallas y batas

  • Cámbialas una vez por semana para evitar la acumulación de bacterias, debido a la humedad que guardan.
  • Después de usarlas ponlas a secar en un espacio abierto.
  • Doblar y  guardar tus toallas también es clave para conservarlas en buen estado. Puedes doblarlas en cuadro o rollos. Si las colocas en el baño cuida que sea en un área seca y ventilada para evitar malos olores.

Lavado de toallas y batas

  • Lava a mano o a máquina, en un ciclo medio. La temperatura máxima debe ser 60 grados centígrados.
  • Lava las  prendas por separado,  sin mezclar con otras tonalidades.
  • Usa  detergente suave.
  • No utilices cloro, blanqueador ni suavizantes de tela.
  • Seca  colgado o en secadora a temperatura baja, ciclo suave.
  • No planches tus toallas. Las batas de baño puedes plancharlas a temperatura media si es necesario.
  • Lava las manchas lo antes posible, así será más fácil removerlas.  
  • Separa por texturas. Evita lavar juntas sábanas y toallas.

Con estos sencillos consejos tus toallas y batas de baño  tendrán el look fresco y nuevo como cuando las adquiriste. Estos cuidados  lograrán que tus prendas siempre tengan para ti esa sensación de cobijo y bienestar en tus momentos de descanso.