Tips

Tips para elegir las sábanas más frescas en época de calor

Tips para elegir  las sábanas más   frescas en  época de calor

Para tener un buen descanso en la época de calor  necesitas unas sábanas frescas y ligeras. Es importante preparar tu habitación con ropa de cama que sea cómoda y que impida  que las altas temperaturas interrumpan tu sueño. Checa estos consejos para elegir las mejores sábanas para la temporada primavera-verano. 

Escoge sábanas de algodón

Las sábanas  hechas de algodón son tu mejor opción para conseguir un buen reposo en un clima cálido. Entre sus beneficios está su capacidad para regular la temperatura corporal; es decir, son frescas en tiempos calurosos y  cálidas durante el invierno. Al ser livianas evitan que transpires de más por las noches. Además absorben la humedad corporal sin que la sábana se pegue a tu cuerpo.

El algodón egipcio es el de mayor  calidad, debido a que sus fibras extra largas permiten un hilado fino que aporta suavidad, resistencia y ligereza a la tela. 

Otro material recomendado es el lino porque permanece moderadamente fría ante el calor  y absorbe la humedad del ambiente.

Las sábanas de la foto son de PM Casa, hechas 100% de algodón egipcio. Son suaves, resistentes y frescas, ideales para darte el descanso que mereces en un clima caluroso.

Opta por sábanas blancas o de tonos claros

El blanco es un  color asociado con la armonía, la tranquilidad y  el bienestar. Da la impresión de limpieza y frescura,  lo que te conduce a un descanso reparador cuando las noches son bastante cálidas.

Las sábanas de tonos claros siempre añadirán una atmósfera de serenidad y lujo a tu habitación, por esta razón son las favoritas de los hoteles de Gran Turismo.

Si no te convence las sábanas lisas blancas puedes optar por un toque de color que dé vida a tu cama.

Fíjate en el tipo de tejido

El tipo de tejido de las sábanas es clave para obtener esa  sensación fresca y placentera en las horas de sueño. A la forma en la que se entrecruzan los hilos a lo largo y ancho del telar se le llama tejido y existen varios tipos.

Uno de ellos es el percal, el cual se teje  intercalando un hilo arriba y otro abajo para dar como resultado un lienzo estrecho, plano y ligero, de tacto frío, perfecto para la primavera o el verano.

El otro es el satén, que se elabora pasando tres hilos por arriba y uno por debajo. Es un tejido más pesado, suave y brilloso que el percal, pero también muy útil para el calor, debido a que puede regular la temperatura corporal.

¿Por qué es importante dormir fresco?

Seguramente te ha pasado que cuando hace mucho calor no puedes dormir. Esto tiene una explicación científica: ante cualquier variación extrema del clima, tu cuerpo disminuye la producción de melatonina, que es la hormona encargada de  que concilies el sueño. 

Un tip que dan los expertos es mantener tu habitación a una temperatura entre los 18 y 22 grados centígrados para descansar de manera correcta. La razón es que un  clima cálido obligará a tu cuerpo a sobreesforzarse para regular su temperatura y uno frío hará que aumente su actividad para entrar en calor, lo que alterará el sueño.   No olvides ventilar tu recámara al menos una vez al día, de preferencia por las mañanas.