fbpx
Tips

Tips para decorar el cuarto de los niños

Tips para decorar el cuarto de los niños

El cuarto de un niño es su  mundo. Ahí juega, imagina, crece y aprende. Es su lugar de descanso, donde encuentra un refugio y una sensación cálida y acogedora.  La decoración es fundamental para lograr ese microcosmos en el que sueña, así que deja fluir tu creatividad, al igual que tu pequeño,  y crea un espacio divertido y seguro en el que pueda desarrollarse y ser él mismo.

Un lugar sin riesgos, bien iluminado, lleno de color y  con rincones para realizar sus actividades son algunos puntos clave  para hacer de su recámara su sitio favorito. Aquí te compartimos 5 tips para decorar  su cuarto y sorprenderlo.

Llénalo de color

Los colores estimulan la imaginación de los niños e influyen en su comportamiento. Hay varias opciones para pintar los muros, pero siempre hay que tomar en cuenta sus gustos a la hora de hacerlo para generar una atmósfera en la que se sientan cómodos.

Como los hijos  crecen muy rápido y en un abrir y cerrar de ojos desearán un cuarto menos infantil,  te aconsejamos elegir tonos neutros en muebles y paredes y dar el toque colorido con  complementos, como cojines, textiles, cuadros, puffs con sus personajes favoritos, etcétera.

Coloca muebles seguros y resistentes

Los muebles tienen que estar  hechos de materiales capaces de aguantar el ritmo de sus traviesos usuarios. No los compres de vidrio.  Deben ser firmes, sin herrajes filosos que puedan lastimarlos y de un tamaño adecuado para que no se conviertan en obstáculos a la hora del juego. Son muy útiles los estantes a su altura para tener a su alcance  los objetos que más le gusten.

Tips para decorar el cuarto de los niños

Deja sitio libre para jugar

Los niños son inquietos y dinámicos por naturaleza y necesitan  un espacio en el que puedan echar a volar sus fantasías. Por ello es importante que su recámara tenga un sitio sin objetos en el que tengan libertad de movimiento, salten, bailen y jueguen.   Evita saturar su habitación con muebles u otros objetos con los que pueda tropezarse.

Una buena iluminación es importante

Los chicos necesitan luz para llevar a cabo sus actividades. Si se trata de un bebé debe ser cálida y tenue, pues ocupa el espacio esencialmente para descansar y comer. Si  es un niño necesitará una buena iluminación para jugar, por lo que lo ideal es una lámpara de techo que aporte luz en general.

Si el pequeño ya es más grande es recomendable luz puntual  en el escritorio para hacer su tarea o en los rincones en los que la necesite. Por ejemplo, si le gusta leer antes de dormir debe tener una lámpara en la mesita de noche para que pueda hacerlo sin problemas.

Aporta estilo con accesorios

Los accesorios ayudarán a que tu pequeño sienta más suyo el espacio. Un tip es no saturar con cuadros, figuras, imágenes  su habitación para no crear una sensación abrumadora. Puedes colocar cestos, cajoneras de colores con ruedas o recipientes de almacenamiento accesibles para que él pueda guardar y organizar sus juguetes.  Sus muñecos favoritos, cojines mantas o ropa de cama con sus personajes favoritos son otra opción.